jueves, 20 de abril de 2017

SNDMO El Huevo de San Cosme

  • Senderismo por la zona de Vadiello, Sierra de Guara, acercándonos a la base del Huevo y ascendiendo la Peña de San Cosme, para luego hacer la ronda por las ermitas.
  • Javi, Pilar, Rosa, Tere y Juanjo
  • Distancia: 10,56 km
  • Desnivel acumulado: 623 mt
  • Tiempo: 5h 36' (2 h 15' parados)
  • Domingo de Pascua,  16 de abril de 2017
Bonita y tranquila excursión en familia a la Sierra de Guara, visitando las ermitas de la Duquesa, acercándonos a la base del Huevo de San Cosme para luego subir a la Peña, espectacular mirador de Vadiello y sus mallos.
Salimos de Zaragoza a las 8,15 h; el viaje era corto y no hacía falta madrugar y lo aparcamos en la Tejería, cerca del pueblo de Aguas.
De allí, por el camino de la Carrasca nos acercamos a la Ermitas, pero antes hay una senda tranquila y suave, que atraviesa un espeso bosque de carrascas, negro y umbrioso, que nos acercó a la base del Huevo de san Cosme.
Desandamos parte de la senda para desviarnos a la Peña de San Cosme. Hasta la base, bien, muy tranquila y bien, pero el acceso final a la cumbre es un poco aéreo. 
Primeramente hay un paso con cuerda, un poco vertiginioso, pero fácil y corto, y acontinuación hay una sucesión de terrazas de conglomerado, bastante aéreas, que se van sorteando hasta llegar a la cima.
La vista es espectacular del embalse de Vadiello, los Mallos de Ligüerre, Fragineto y Tozal de Guara.
La bajada fue rápida y sencilla, desandando lo que habíamos hecho. 
Acontinuación fuimos pasando por una sucesión de ermitas y capilletas, en bastante mal estado de conservación hasta parar en la Fuente Santa, un lugar fresco y umbrioso donde aprovechamos para comer.
La vuelta al coche la hicimos pasando por el Esconjuradero de la Santa Cruz. Allí nos encontramos con un grupo de jornaleros que iban a desbrozar las sendas. Nos explicaron que todas estas tierras son de propiedad particular y pertenecen a la Duquesa de Villahermosa y que por eso la ermita está cerrada a cal y canto y que no restaura ninguna ermita ni quiere a nadie por allí.
¡El Clero y la Nobleza!
En definitiva... una agradable excursión mañanera en familia.

Track de la excursión:

Mapa del recorrido
Comenzamos a caminar por el camino de la Carrasca

Panorámica de la zona
De izda a dcha: Mallos de Ligüerre, embalse de Vadiello, paredes de la Peña de San Cosme, ermitas, Picos Cuscuruza y Fragineto y Mallos del El Pito

Ermitas de San Cosme y San Damián

Mallos de Ligüerre

El Huevo de San Cosme y la Peña

Umbrioso y tupido bosque de carrascas

Entre las carrascas se vislumbra el Huevo

Intentando pasar entre las carrascas para tener una mejor vista del Huevo

Por lo menos tiene 100 mt de altura, de la base a la cima

¡Mira qué majos!

"Paséala" Paso básico de salsa cubana

Muestra de la típica vegetación mediterránea: Pino, carrasca, sabinillo y romero

Otra vista del Huevo y la Peña

Aguaitando. "Cuidadín y no me sasomen al balcón"

Mary Ingalls, de la Casa de la Pradera, nos acompañó hasta la cima

Delicado paso de la cuerda

El embalse de Vadiello retiene las aguas del río Guatizalema que recorre el valle de Nocito para desembocar en el Alcanadre

Para llegar a la cumbre se deben atravesar varias terrazas de conglomerado, bastante fáciles aunque algo aéreas

Una vistosa pradera de gamoncillos nos acogió antes de llegar a la cumbre

Otra vista del Huevo

Peña de San Cosme

La vista desde la cima es espectacular en 360º

Desde la cima de la Peña, el Huevo muestra todo su poderío

Muestra del nuevo paso de salsa cubana "La remanguillé"

Tranquilidad gaditana ante el abismo

Aunque algo aéreas, las fajas o terrazas de la Peña son bastante fáciles, además, tienen muy buen agarre

¡Y tan contentos!

Después de hacer cima, recorrimos las distintas ermitas y capilletas que salpican el camino. Todas en muy mal estado de conservación. Ésta, la ermita de la Virgen de la Fabana  tenía ya el tejado esculado
Aprovechamos la sombreta de la Fuente Santa para comer, aunque había un teja, que no sé si durará mucho tiempo
Aquí nos dan unos consejos para el buen uso de la fuente, pero se nos recuerda claramente que es una propiedad particular, sí, de la Duquesa  de Villahermosa, por eso no se puede visitar la ermita principal, ni nás de ná, y, además, comprobamos, lo bien cuidadas que tienen todas las ermitas, ¡Tiene narices el asunto!
Y si quieres tener bien mantenidos los senderos y caminos.... ¡que se ocupe el Gobierno de Aragón!, ahora, eso sí, que no me toquen ni una encina ni ningún pino... que con la Nobleza habremos topado.

Absorviendo vitamina D, que es imprescindible para la absorción de calcio y de magnesio en los huesos
Nada, nada, media vuelta, todo cerrado a cal y canto. Todo para los nietecitos de la Duquesa, para que se vengan a correr sus juergas

Las paredes verticales de la Peña de San Cosme protegen a la ermita del frio cierzo

Aparece un personaje nuevo. Éste es el que lo lía todo

Esconjuradero de la Santa Cruz
Las tormentas, las lluvias intensas, los rayos y truenos, y un largo etcétera tuvieron amedrentados a nuestros antepasados, sobre todo a aquellos cuyas vidas dependían directamente de la temperie. Perder los cultivos, ganado, la casa, los bienes, etc., y, en general, el trabajo de un tiempo considerable en unos minutos por la llegada de una inoportuna tormenta, vientos huracanados, etc., tuvo que ser, y es, un hecho muy doloroso.
¿Cómo se defendían de las inclemencias del tiempo? ¿Cómo ahuyentaban a las tormentas, los rayos, granizadas y lluvias devastadoras?. No había radares, ni imágenes de satélite, no lanzaban cohetes con ioduro de plata, ni había avionetas “salvadoras”. La oración, los conjuros y otras actividades mágicas eran las únicas herramientas de las que disponían para luchar contra la intemperie. Unas veces aliados con la magia y otras con la religión, los conjuros, oraciones y ritos, mitad pagano, mitad religioso, se mezclaban entre si para alejar o mitigar el efecto de los males del tiempo.
En algunos pueblos y poblaciones se construyeron pequeñas edificaciones para “luchar” contra las tormentas realizando estas prácticas, cuyo origen estaba perdido en la lejanía de los tiempos.
Vuelta al coche por el camino del Pilón, cansados, pero contentos

Si quieres ver todas las fotos:




sábado, 15 de abril de 2017

BTT por el Mezquín en Jueves Santo

  • Circular en MTB por tierras del Mezquín
  • Víctor, Juan Antonio, M Senante, Gregorio, Paco, Pedro Serrano, Juan el Tato, Tere y Juanjo
  • Distancia: 37,56 km
  • Desnivel acumulado: 540 mt
  • Tiempo: 5h (2 h parados)
  • Jueves Santo 13 de abril de 2017
Excursión tradicional de todos los Jueves Santos, desde hace no sé cuántos años. Este año tocaba ir a comer a Valdealgorfa, aunque otros años se ha ido a Monroyo.
A las 8 de la mañana hemos quedado en La Nevera, lugar de reunión, para tomar el café mañanero y allí nos hemos juntado todos.
Hemos cogido el camino de Val de Carretas y enfilando la cuesta del Pino hemos llegado bien a los depósitos, para luego, pasando la Torreta de Torrevelilla llegar al Refugio.
De allí, por la senda del Barranc Fondo, hemos llegado enseguida a Belmonte donde hemos almorzado lo tradicional: Huevos fritos con jamón, adobo, patatas fritas, unas olivetas para acompañar y cerveza, mucha cerveza, vino, carajillo y chupito... todo para reponer fuerzas...
Desde Belmonte hemos cogido el camino de las Torrretas y, como es cuesta abajo enseguida hemos llegado a la Creu dels morts, hemos pasado volando La Codoñera para subir por la cuesta de las Mandarinas al cruce de caminos: Valdealgorfa-Torrecilla.
Ahí nos hemos separado, unos a Valdealgorfa a comer y otros a Castelserás a echar las últimas cervezas.
Hemos pasado un día de los buenos, hemos disfrutado un montón, nos hemos reído sin parar y lo hemos de repetir más veces...
¡Un abrazo a todos!

Track de la excursión:

Mapa de la excursión
En la Nevera, a las 8 de la mañana, tomando café

Preparados, listos...

Saliendo del pueblo con los primeros rayos de sol que nos calentaban el costillar

En la Val de Carretas después de pasar el masico de los "Agüeletes"

La cuesta del Pino

Pedro...

... y su cuñao, Juan, sonrientes después de haber subido la cuesta

Enseguida llegamos a la Torreta en Torrevelilla

El Refugio del Barranc Fondo

Más de 300 Kg los contemplan. ¡Y tan contentos!

El sendero del barranco, con mucha piedra suelta, resultó divertido y durillo

Pues sí se les ve contentos... y agradecidos, siempre, que son de buena pasta

Llegando ya a Belmonte

En la plaza estaba vendiendo zapatos güenos, garatos y gonitos, el zapatero de Calanda. A Manolo casi le convencen de comprar unas albarcas

A la entrada del bar nos esperaba Manolo que subió a almorzar

¡Qué cara de hambre tienen todos!

Salimos de Belmonte por el camino de las Torretas hasta llegar a...

... a la Creu dels morts, antes de La Codoñera. (Paco nos contaría la leyenda del suceso allí acaecido)

¡Es que no paramos de reírnos en todo el día!

Ermita de San Joaquín en La Codoñera

¡Con qué ganas e ímpetu arrancamos la famosa  Cuesta de las Mandarinas!

Aunque algunos hicieron la perla... y petardearon un poco

Y otros subieron como lebreles... ¡Y el de la punta subió marcha atrás!

Cruce de caminos: Unos para Castelserás y...

... otros para Valdealgorfa a comer

Antes pasamos por Torrecilla, por el calvario

La capilleta de San Roque

¡Qué buena y fresca!

En los Cubos con José Mari... las últimas

Para ver el video pincha debajo:

VIDEO DE LA EXCURSIÓN


Y si quieres ver todas las fotos, que hay más...